PSICOLOGÍA

Mayo24

¿DEJAR DE DISCUTIR O APRENDER A DISCUTIR?

Categoría // PSICOLOGÍA

¿DEJAR DE DISCUTIR O APRENDER A DISCUTIR?

¿Por qué discutimos?

Discutimos cuando la comunicación falla. ¿Por que? No es tan raro.

Entre lo que yo quiero expresar y lo que realmente expreso, hay una pequeña diferencia. Pero entre lo que yo digo y lo que el otro escucha y entiende, existe una distancia todavía  mayor.

Para expresarnos correctamente:

Si quieres evitar malas jugadas en la comunicación y caer en discusiones inútiles, sigue estas pautas:

Mar25

EMOCIONES BÁSICAS (III): LA TRISTEZA

Categoría // PSICOLOGÍA, VARIA

EMOCIONES BÁSICAS (III): LA TRISTEZA

La tristeza

Hipócrates relacionó la tristeza con el trastorno de la melancolía, “aversión a los alimentos, abatimiento, incapacidad para dormir, irritabilidad e inquietud”- síntomas similares a los que figuran en las definiciones modernas del trastorno depresivo.

Si quisiéramos encontrar una definición sobre la tristeza seguramente la encontraríamos como una emoción reconocida a lo largo de la historia de la medicina.

La tristeza está presente cuando coexisten:

- Un bajo estado de ánimo

- La disminución de la actividad cognitiva y motora.

 

¿Por qué nos sentimos tristes?

Nos ponemos tristes ante situaciones de pérdida o el daño que supone en nuestra vida un cambio.

Su intensidad y frecuencia son diferentes dependiendo de muchos factores internos (personalidad, creencias, valores) y externos (grupo social de apoyo, familia, trabajo, recursos económicos, etc.).

Mar25

EMOCIONES BÁSICAS (II): LA ANSIEDAD

Categoría // PSICOLOGÍA, VARIA

EMOCIONES BÁSICAS (II): LA ANSIEDAD

La ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

Es una emoción que interpreta los estímulos como “potencialmente” amenazantes y funciona como mecanismo de alarma ante un peligro.

¿Por qué le damos una connotación negativa?

La clasificación en negativas y positivas hace referencia a la respuesta que elicitan en el Sistema Nervioso Autónomo, ya que la ira, la tristeza, el miedo y el asco, clasificadas como negativas, se asocian a una fuerte actividad en el S.N. Autónomo en comparación con las positivas.

La ansiedad también se incluye dentro de las emociones negativas.

Todas las emociones tienen una función adaptativa y motivadora.

En el ámbito de estudio médico y psicológico, se suele catalogar  de forma negativa. Se ha estudiado ampliamente tanto en su composición (cognitivo, fisiológico y conductual) como característica interna y psíquica de la personalidad (dimensiones rasgo-estado).

En su  manifestación aparecen primero los efectos cognitivos y después los psicofisiológicos, estos sólo aparecen repentinamente cuando coinciden con niveles altos de ansiedad.

Las situaciones “potencialmente amenazantes” o estresores pueden desencadenar un proceso de Estrés como mecanismo de emergencia que prepara al organismo para la acción en el que se distinguen tres fases (Cannon 1932): 

1.   Alarma: dos fases: 

- Choque: respuesta de ataque o huida

- Contrachoque: reacción de rebote y equilibrio homeostático

2.   Resistencia: el estresor (un problema no resuelto, convivencia con un fumador, cuidar a un enfermo, discusiones familiares, etc.) se mantiene en el tiempo y se siguen manteniendo altos niveles de activación fisiológica.

3.   Agotamiento: no se pueden mantener los altos niveles de activación y el organismo se agota.

Mar25

EMOCIONES BÁSICAS (I): LA IRA

Categoría // PSICOLOGÍA, VARIA

EMOCIONES BÁSICAS (I): LA IRA

Actualmente se reconocen con un alto grado de consenso en la investigación científica seis emociones básicas de las que se derivan las demás, la tristeza, el enfado o la ira, la alegría, el miedo, el asco y la sorpresa.

Se reconocen como “básicas” porque cumplen unas características:

-      Tienen un alto grado de especificidad psicofisiológica (experiencia de sentimientos y cambios fisiológicos en el organismo característicos de cada emoción a pesar de las diferencias individuales).

-      Expresión facial distintiva y específica.

-      Derivan de procesos biológicos evolutivos.

-      Tienen una función adaptativa y motivadora.

La clasificación en negativas y positivas hace referencia a la respuesta que elicitan en el Sistema Nervioso Autónomo, ya que la ira, la tristeza, el miedo y el asco, clasificadas como negativas, se asocian a una fuerte actividad en el S.N. Autónomo en comparación con las positivas.

La ansiedad también se incluye dentro de las emociones negativas.

Todas las emociones pueden estudiarse bajo dos puntos de vista:

-      Por su triple composición como “Emoción”: componentes cognitivo, fisiológico y motor.

-      Por su significado como personalidad, diferenciando entre el estado (temporal) y el rasgo (permanente).

La Ira

Hoy hablaremos sobre la Ira.

Ira: creencia que tenemos de haber sido indignamente ofendidos, lo que nos produce un gran sentimiento de dolor, así como un deseo o impulso de venganza (Aristóteles en “La Retórica”)

Las emociones se definen como una categoría Psicológica compleja que tienen las personas y se producen ante un estímulo,  con una valoración cognitiva concreta y conducen a unas respuestas fisiológicas y conductuales.