Lunes, 20 Febrero 2012
Feb20

NERVIOSÍMETRO

Categoría // TÉCNICAS DE ESTUDIO, ESCUELA DE PADRES, VARIA

A lo largo de nuestra experiencia con niños, jóvenes y adultos, observamos que hay situaciones especiales que resultan potencialmente amenazadoras.

Esta característica es clave en una respuesta de ansiedad, entendida como respuesta emocional anticipatoria ante una interpretación que hace la persona sobre una situación que percibe POTENCIALMENTE como amenazante.

Es fundamental diferenciar entre dos conceptos que se suelen confundir y son diferentes por la causa que los provoca:

  • Miedo:

respuesta emocional y fisiológica del organismo ante una situación amenazante REAL, destinada a garantizar la supervivencia. Ej: Apartarse cuando vemos que nos chocaremos contra un obstáculo, salir corriendo cuando un animal peligroso nos persigue (avispa, rata, perro agresivo, etc.)

  • Ansiedad:

respuesta emocional y fisiológica del organismo ante la INTERPRETACIÓN AMENAZANTE de una situación. Es una respuesta anticipatoria ante POSIBLES consecuencias negativas de la situación que pueden o no ser reales.

Ej: Entrevista de trabajo, examen, lugar en el que me he mareado, diagnóstico de una enfermedad, etc.

Por lo tanto tiene mucha importancia el juicio u opiniones que tenemos sobre las cosas que nos preocupan o atormentan, ya que nos provocan emociones positivas (alegría, amor) o negativas (tristeza, miedo, rabia, sospecha, etc.) y nuestro cuerpo sufre las consecuencias placenteras o displacenteras que nos provocan.

Las emociones SON ADAPTATIVAS, nos predisponen a la acción o al reposo que necesitamos y a pesar de la mala fama que les atribuimos algunas veces, son necesarias para nuestra supervivencia.

Con niños y adultos observamos que es fundamental identificar la emoción y cómo se sienten (nudo en el estómago, calor, hormigueo en extremidades, dolor de cabeza, etc.) en una situación amenazante para evaluarla de manera positiva y controlarla.


El nerviosímetro

Nerviosímetro
(ampliar)

**Importante:

Hemos usado este instrumento en casos específicos en los que se ha evaluado el control y manejo de las emociones como objetivo fundamental de la terapia en el momento adecuado, después de informar sobre la situación y los mecanismos que provocan y mantienen una respuesta ansiógena limitante.

Se aconseja su uso bajo supervisión terapéutica ya que es fundamental graduar las emociones de manera personalizada y realista.

Gracias a una niña de 10 años surgió la idea de hacer una herramienta sencilla y gráfica sobre el manejo de la ansiedad que desarrollamos en la situación de exámenes.

Se trata de un “termómetro de los nervios”, en una escala de 1 a 10 de forma gradual se sitúan a la izquierda el nombre de las emociones y a la derecha las ideas y pensamientos que pueden surgir según el estado de ánimo en que nos encontramos.

El color verde (4-6) sugiere una activación óptima que predispone a la acción, es un estado de nervios necesario que ayuda a concentrarnos y los pensamientos son facilitadores y positivos.

El color rojo ,por encima (7-10) las emociones y los pensamientos asociados son claramente negativos y suben en intensidad hasta que se hacen difíciles o imposibles de controlar.

Por debajo (1- 3), son emociones de excesiva calma o ausencia de preocupación que pueden o no ser adaptativos, aunque en algunos casos resultan positivos.

Este dibujo se sitúa en un lugar visible (corcho, nevera, etc.) para que antes de la situación la persona se vea reflejada en ella, lo ideal es que se centre dentro de la zona verde y si está por encima o por debajo tratar de bajar o subir su estado de activación por medio de estrategias como el control de pensamientos, la reestructuración cognitiva, relajación y respiración.

Características:

  • Se puede usar para muchas situaciones identificadas que provocan malestar, sensación de mareo por las mañanas, miedo a una enfermedad no diagnosticada, examen o entrevista cercana, etc. 
  • Para que sea útil ha de ser confeccionado individualmente, en el caso de niños o adolescentes será necesario en la mayoría de los casos ayudarles y sugerirles sensaciones, emociones e ideas que puedan tener. 
  • Esta herramienta sigue los principios de la técnica de Reestructuración cognitiva, en la que el primer paso es identificar nuestros pensamientos negativos para modificarlos por otros que sean más realistas y positivos.

COMPÁRTELO